¿Cuáles son los pasos que se siguen en un proceso de nulidad matrimonial?

Veamos de una manera esquemática las distintas etapas de un proceso de nulidad:

  1. El abogado presenta una demanda de nulidad ante el Tribunal Eclesiástico. Si hay motivos de posible nulidad, el Tribunal aceptará la demanda y comenzará el proceso. Se pone en conocimiento a la otra parte y después de oír a las dos partes (si comparecen las dos) se fijan los capítulos sobre los que va a versar el proceso en lo que se llama “fijación de la fórmula de dudas”.
  2. El periodo de pruebas. En primer lugar se realiza la Declaración de las partes: es la declaración que tienen que hacer los cónyuges por separado. Estas declaraciones se hacen bajo juramento. Los testigos son citados a declarar en la causa. Y cuando el Tribunal lo estime oportuno para el esclarecimiento de la causa se realizan pericias psicológicas o psiquiátricas a los esposos.
  3. Conclusión y publicación. Una vez concluidas las pruebas el juez da por terminada la investigación de la causa y la publica, esto quiere decir que los abogados pueden examinar las actas para hacer las alegaciones oportunas a los temas que se han reflejado en la causa.
  4. Sentencia. Publicada la causa y con el informe final del Defensor del Vínculo, los tres jueces estudian las actas y deciden mediante voto si consta la nulidad.
  5. Ratificación. Si la sentencia ha sido afirmativa se envía la causa a un Tribunal Eclesiástico superior para que la examine. Cada zona tiene su Tribunal correspondiente a su provincia eclesiástica. Si por el contrario la sentencia es negativa la parte actora puede apelar a ese Tribunal para que revise la sentencia.
  6. Una vez que se han obtenido dos sentencias afirmativas los esposos pueden volver a casarse. Por último estas sentencias de los tribunales eclesiásticos pueden tener eficacia civil.
Publicado en Preguntas frecuentes