Primeros pasos en la Causa de Nulidad

  1. ACUDIR AL TRIBUNAL QUE TENGA MÁS CERCANO
    Para ello en esta misma página puede encontrar direcciones, horarios, teléfono y correo electrónico de todos los tribunales de esta Provincia Eclesiástica.
    Contactar con: Jaén, Málaga, Granada, Guadix, Almería, Cartagena-Murcia.
  2. PRIMERA ENTREVISTA
    En esta primera entrevista con un miembro del Tribunal podrá exponer de modo sencillo y confidencial su situación matrimonial, las vicisitudes por las que pasó su matrimonio y las razones que le llevan a pensar que su matrimonio puede ser declarado nulo. Esta entrevista pertenece a la misión pastoral de la Iglesia, no implica ningún gasto.
  3. ¿HAY CAUSA?
    En esta entrevista se le orientará acerca de si lo que usted expone puede o no ser motivo de nulidad. Es decir, si hay fundamentos que aconsejen iniciar el proceso. Que exista fundamento no significa dar garantías de una sentencia afirmativa. Esto depende de lo que se pruebe en el proceso. Si por el contrario, lo expuesto no presenta indicios claros, se le animará a desechar la idea y a aceptar que su matrimonio no ha sido nulo sino fracasado.
  4. ¿ANTE QUÉ TRIBUNAL?
    Si el resultado es aconsejar iniciar el proceso de nulidad lo primero es determinar ante qué Tribunal puede ser presentada la demanda. Según el canon 1673 se puede interponer la demanda ante el Tribunal de la Diócesis en la que se celebró el matrimonio, el Tribunal de la Diócesis donde tiene el domicilio el demandado (el esposo que no inicia la causa) y en tercer lugar, con algunas cautelas, el Tribunal de la Diócesis donde tiene su domicilio el actor (el esposo que inicia la causa).
  5. ¿ES NECESARIO EL ABOGADO?
    En esta entrevista le informarán de los abogados que están autorizados por los Obispos para actuar en los Tribunales Eclesiásticos y que cuentan con preparación para ello. Usted siempre puede elegir con libertad uno de estos u otro cualquiera. En algunos Tribunales si la parte no escoge a uno en concreto las causas se van asignando a los abogados siguiendo un turno. Le informarán además de los honorarios que puede cobrar el abogado y que no fijan ellos sino los Tribunales, una condición que ellos han aceptado al entrar a formar parte del elenco de abogados del Tribunal. En nuestra Provincia Eclesiástica los abogados pueden cobrar 1020,63 €, no más (Tasas y Aranceles 2012).